Donald Trump de nuevo vuelve a utilizar twitter para comunicar noticias. El presidente electo ha anunciado hoy que se retirará de los negocios para centrarse en la gestión de Estados Unidos. El magnate deberá jurar el cargo el 20 de enero y ahora está en proceso de preparar todo el papeleo para poder abandonar la gestión de sus empresas que están distribuidas por todo el mundo. Trump ha matizado que «no estoy obligado a hacerlo por ley, creo que visualmente es importante, como presidente, que de algún modo haya conflicto de intereses con mis empresas».

El presidente electo no ha querido dar detalles de lo que pasará ahora con la gestión de su empresa ni si serán sus hijos quienes pasen a encabezar sus negocios como ya ha mencionado en varias ocasiones. En la red social, Trump ha afirmado que deja «el gran negocio, de forma completa» para centrarse «totalmente en dirigir el país».

En rueda de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, recordó a Trump que existe «una oficina de ética en el Gobierno» para controlar que no haya conflictos de intereses. La cuestión mas aconsejable según expertos es que el magnate se deshiciese de su nombre en las empresas para que no haya confusiones.

El Hotel Trump de Washington se sitúa en un edificio alquilado por parte de una agencia gubernamental, además la Trump Organization tiene en el Comercial Bank of China uno de sus mayores inquilinos, lo que podría suscitar ciertas dudas a la hora de separar los intereses políticos y los empresariales.