logo tw Álvaro Moreno

  • El ex-ministro de industria ha asegurado que consideraba su candidatura “legal” pero que la utilización política de su nombramiento por parte de otros grupos ha obligado a que no pueda acceder al puesto
  • Cifuentes, Feijóo y Juan Vicente Herrera se han alejado de la posición oficial del partido

El polémico ex-ministro alejado de su cargo por los papeles de Panamá ha presentado hoy su renuncia al cargo que se le había asignado en el Banco Mundial, donde hubiera cobrado 252.000 euros netos al año. El propio Soria ha admitido que el motivo de la renuncia no es de carácter personal, ya que él considera moralmente aceptable su pretensión a dicho puesto. El motivo que ha alejado al ex-ministro del Banco Mundial ha sido una petición expresa por parte del ejectivo del PP.

Jose Manuel Soria ha argumentado que esta designación ha sido utilizada como herramienta política por parte de otros grupos para presionar y atacar a los populares y que el triunfo de dicha estrategia se ha traducido en la petición del Partido Popular de que no acepte el cargo.

Cabe recordar que el nombramiento ha suscitado siempre polémica porque en primer lugar el momento en el que se produjo, momentos después de la fallida sesión de investidura y por tanto fecha de caducidad justa del pacto Anti-corrupción (PP-C´s) y en segundo lugar por el hecho de que se ha identificado esto como que los populares han colocado a su ministro en el puesto mediante las “puertas giratorias”, práctica que suscita polémica actualmente.

El PP ,oficialmente, ha defendido siempre la legitimidad de Soria para el puesto, el propio Rajoy y De Guindos han afirmado en múltiples ocasiones que no pueden impedir que alguien “capaz” y que no está imputado por corrupción, opte a un puesto administrativo, e incluso han añadido que impedirlo sería anti-democrático.

El problema es que las voces críticas respecto a la designación no solo venían de los rivales políticos de los azules, sino que dentro de los populares afloraba un sentimiento de disconformidad que ha acabado por hacerse visible en la figura de personalidades como Cifuentes, Feijóo y el presidente de Castilla y León Juan Vicente Herrera, los cuales se han desmarcado totalmente del discurso oficial para oponerse a la designación de Soria.

Frases como “la desginación no debía de haberse llevado a cabo” por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid o que el nombramiento es “difícil de entender” por parte del candidato a la reelección por Galicia han creado una situación en el PP que se ha resuelto con esta renuncia.

Se cree que el principal motivo por la que el nombramiento no ha salido adelante ha sido la petición por parte de Podemos, PSOE y Ciudadanos de que los azules dieran explicaciones en el congreso sobre esta situación. Exigencia que ahora esperan que desaparezca.