logo twMarcos H. De la Morena 

Tres meses ha tardado el ex secretario general del PSOE en rechazar a Pablo Iglesias. En un nuevo documento publicado hoy por parte de la campaña de Sánchez, pasan de “defender la unidad de acción” con Podemos como anunciaron al inicio de su campaña, a distanciarse de la formación morada.

Sin embargo, mantienen que la idea es “desarrollar iniciativas de acción con todos los grupos progresistas”. Por tanto, rechazan un pacto total y una alianza de listas conjuntas, pero mantiene la puerta abierta a negociar medidas puntuales en las que ambos partidos coincidan.

“Ante la involución social y en derechos sufrida en España, hay que desarrollar la unidad de acción de todas las fuerzas que coincidan en la necesidad de desarrollar una democracia avanzada en lo político y en lo económico que haga progresar la justicia social. El PSOE impulsará esta alianza de progreso”, decía el programa inicial de Sánchez sobre los posibles pactos con Podemos. Sin embargo, ese discurso ahora se ha reducido simplemente a “buscar una alianza social puntual con sectores progresistas”.

Se cambia así el primer proyecto de programa que Sánchez presentó el 20 de febrero con 97.000 aportaciones a sus espaldas y 400 expertos debatiendo el texto. En el nuevo documento se amplía 59 páginas más, con 77 nuevas propuestas, donde se muestra la plurinacionalidad de España como principal argumento diferenciador con el resto de candidaturas.

Además, añade a este concepto el de “plurinacionalidad cultural”, con respecto a Euskadi y Catalunya, las cuales según el nuevo ideario de Sánchez deben ser reconocidas como “nación cultural” para remarcar así sus diferencias con el resto de comunidades, aunque sin llegar a concederles nunca el estatus de estado independiente.


MÁS INFORMACIÓN

JP Morgan y Bank of América creen que una victoria de Sánchez perjudicaría a España