logo twMarcos H. De la Morena 

Comisiones Obreras y UGT han iniciado hoy en la capital de España su particular preparación para la negociación salarial de este año, con una gran manifestación que ha contado con cerca de 10.000 personas. Con esta marcha, los sindicatos comienzan una semana de movilizaciones (desde el sábado hasta el jueves) que incluyen protestas en hasta 40 ciudades españolas.

Ignacio Fernandez Toxo y Pepe Alvarez, respectivas cabezas visibles de ambas formaciones sindicales han protagonizado la multitudinaria protesta, que se encuadra bajo el lema «Stop al encarecimiento de la vida. Empleo y salarios dignos». Los dos representantes han vuelto a exigir una revisión salarial que permita recuperar a los ciudadanos españoles parte del poder adquisitivo perdido durante lo que ellos llaman ‘la Gran Recesión’, ante una patronal que sigue insistiendo en la contención salarial. Para los sindicatos, el dato del IPC de enero, que se disparó al 3% por la subida de la energía (electricidad y gasolina) no hace sino más urgente el modificar al alza los sueldos.

En concreto, Fernández Toxo ha recalcado la importancia de que «la sociedad dé un paso adelante y exija al Gobierno y las formaciones de la oposición que la economía se alinee con los intereses de los ciudadanos». Por su parte, Álvarez ha exigido a la patronal una subida salarial que permita repartir los beneficios de las empresas entre toda la sociedad.

En el manifiesto principal de la marcha, leído por Azucena de la Fuente, se ha recordado que en los últimos ocho años el país ha asistido a una «pérdida progresiva del poder adquisitivo de los salarios, de las pensiones y de las rentas de protección y a un crecimiento sostenido de la desigualdad, como consecuencia del fuerte aumento del desempleo y de la generalización en amplios colectivos de trabajadores de la precariedad laboral y del incremento de los precios de los suministros básicos, electricidad y gas».


MÁS INFORMACIÓN

PSOE se olvida de Podemos y pacta con los sindicatos la renta mínima