logo twDiana Fernández

La carrera hacia Vistalegre II ha comenzado con un duelo de titanes. Iglesias y su número dos ya son rivales oficiales, la barrera que los separa es de 350 metros, que es la distancia que había entre ambas campañas. Pero no solo esa, la dimisión de Bescansa y Nacho Álvarez, los enfrentamientos públicos, la retirada de Luis Alegre, la victoria de Ramón Espinar o la destitución de un errejonista de la Asamblea de Madrid han creado una barrera infranqueable entre ambos dirigentes. Ya no hay equipo. No hay trabajo común. No hay proyecto. Ahora ha llegado el momento de competir, reconociéndolo o sin ello, por la secretaria general de Podemos.

Iglesias se ha instalado en la Fundación Diario Madrid acompañado de 200 simpatizantes. Errejón, en el Cine Palafox, consiguió aglutinar a más de 800 personas. El número dos plantó en el escenario una foto con Pablo Iglesias y delante de esa mítica imagen Íñigo Errejón lanzó su mensaje: «Yo os pido el voto para Pablo Iglesias como secretario general, y el voto para los documentos y la lista de Recuperar la ilusión». Defendió el cargo de Iglesias asegurando que «mi secretario general es Pablo y lleva siéndolo desde que construimos Podemos». «He visto a Pablo hacer cosas extraordinarias. Nuestra militancia y nuestras bases no quieren elegir». Plantea que voten como secretario general a Iglesias pero que voten sus listas y su programa. Cabe recordar que Iglesias ya ha asegurado que si pierde el congreso se retirará de su cargo. Errejón pidió que no dificultasen el debate porque «el adversario está fuera».

Pablo Iglesias que entró siendo coreado por «si se puede» y con el puño en alto, pidió transversalidad en el partido «no significa parecerse a los partidos de siempre, a los políticos de siempre. Necesitamos un Podemos transversal que se parezca a las gentes de nuestro país y que no se parezca a los políticos viejos, a los partidos viejos de nuestro país». Ha acusado a Errejón de querer hacer del partido un «nuevo PSOE». Iglesias admitió que «sin este equipo no soy nadie»


Pablo Iglesias presenta su equipo liderado por el ala más radical del partido