Durante la jornada de ayer la dirigente de Podemos Andalucía, Teresa Rodrígez puso una denuncia a Manuel Muñoz Medina, vocal de la Cámara de Comercio de Sevilla porque según Rodríguez, el empresario “se abalanzó sobre mí y con un empujón me amordaza la boca con la mano mientras aproxima su boca a la mía y simula besarme en los labios con su mano de por medio”.

Después de que el empresario calificase esto de “broma de mal gusto”, el comité ejecutivo ha decidido retirarle de su cargo señalando esta actuación de “reprobable y de ofensa” y han pedido perdón a la dirigente de la formación morada. Manuel Muñoz Medina ha presentado su “renuncia irrevocable”.

En el comunicado recogen que esos actos son “ofensivos hacia una persona y nunca deberían producirse”. El presidente de la institución, Francisco Herrero, se puso en contacto con la dirigente y le manifestó que “nunca se había producido una situación de ofensa a ningún representante político en la institución cameral”.