logo tw Álvaro Moreno

  • Pablo Iglesias vuelve a su tono más agresivo mientras que el segundo de su formación se separa del discurso de su compañero para buscar un enfoque más moderado
  • “El día que dejemos de dar miedo dejaremos de tener sentido como fuerza política”

El final de la campaña gallega y vasca ha generado un nuevo episodio en la guerra fría sobre el rumbo que Unidos Podemos debe llevar y que tiene dos bandos, el de Pablo Iglesias y el de su segundo Iñigo Errejón. Actualmente esta guerra es entre los sectores más críticos de la formación y los más moderados.

Tras una campaña en la que Unidos Podemos se postulaba como principal fuerza de la oposición sobrepasando al PSOE, en la que todo fueron sonrisas, patria, un discurso más relajado para convencer a los más moderados y unos términos más suaves para referirse a sus adversarios, las expectativas del grupo se chocaron contra una realidad que los situó en tercera posición. Pablo Iglesias no ha querido repetir ese “error” en las elecciones actuales y por ello, se ha visto uno de sus discursos más fuertes, agresivos y reivindicativos del líder político en su visita a Galicia para apoyar a las Mareas.

“Pues, yo os digo una cosa: el día que dejemos de dar miedo a los sinvergüenzas, a los corruptos, a los responsables de las desigualdad, el día que dejemos de dar miedo a los que se enriquecen a costa del sufrimiento de la gente, ese día seremos uno más y ese día no tendemos ningún sentido como fuerza política”. Con esta frase lapidaria, quedaba cerrada la opinión  de Iglesias sobre el rumbo que debe de tomar Podemos, una vuelta a sus orígenes menos pragmáticos y más duros con sus rivales.

Cuando el líder de Podemos se ha referido a su tono actual frente al de las pasadas elecciones, ha respondido que: “Parece que la política se ha convertido en un problema de tono. No importa lo que digas, no importa lo que hagas, sino el tono en el que te expreses. Porque todo el mundo lo sabe. Subirte al yate de un mafioso si lo haces con buen tono, pues es diferente”. Además ha querido matizar que “no es lo mismo decir que recordabas nieve, mucha nieve, con buen tono que con mal tono, no es lo mismo que desahucien una familia de su casa con buen tono o con mal tono, no es lo mismo que dejen a los enfermos de hepatitis C sin medicamentos con buen tono o con mal tono”.

p-v-e

Iñigo Errejón, tras esto y sin mencionar a su compañero, puso un tweet extremadamente polémico diciendo: “A los poderosos ya les damos miedo, ese no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre pero aún no confía en nosotros”. El líder ha respondido públicamente a esto alegando que: “”Sí, compañero Errejón, pero en junio dejamos de seducir a un millón de personas. Hablando claro y siendo diferentes seducimos más“.

El enfrentamiento se hizo evidente y de forma totalmente pública. Las tensiones que llevan tiempo sucediéndose entre ambos a nivel político se han visto hoy, tras su cruce de tweets, más fuertes que nunca.