logo twMarcos H. De la Morena 

En la rueda de prensa del mandatario norteamericano tras las últimas reuniones entre mandatarios internacionales, Trump ha anunciado que Estados Unidos abandona de forma inmediata el Acuerdo de París, que establece un calendario para reducir las emisiones nocivas con el objetivo de paliar los efectos actuales del cambio climático.

Este acuerdo, que se alcanzó el pasado 2015 mediante las firmas de 193 países, fija un plan de acción mundial para limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2ºC. El anterior presidente estadounidense, Barack Obama, accedió encantado a apoyar el texto. Sin embargo, el actual líder americano Donald Trump, ha decidido desmarcarse de esta decisión, como ya anunció durante su campaña electoral.

«A fin de cumplir mi solemne deber de proteger a América y sus ciudadanos, EEUU se retirará del Acuerdo de París peo empezará negociaciones para volver al Acuerdo de París o a una nueva transacción en términos que sean justos», ha afirmado Trump, antes de que un estruendo de aplausos de sus aliados inundara la sala de prensa. Estados Unidos se suma así a Siria y Nicaragua, las otras dos únicas naciones que rechazaron el tratado en un primer momento.

Al parecer, esta medida se debe en gran parte a que el presidente Trump se declara “no creyente” ante el cambio climático y el efecto invernadero. Sin embargo, el magnate ha asegurado que la razón principal de esta decisión se debe a que el Tratado supone para su país una pérdida de tres millones de dólares, además de 2,7 millones de trabajos menos en 2025. «El acuerdo de París es una enorme redistribución de la riqueza de EEUU a otros países», ha concluido.


MÁS INFORMACIÓN

Trump no posiciona a Estados Unidos en ningún acuerdo y esperará hasta la próxima cumbre