logo twÁlex Martín

El Millenium Stadium de Cardiff ha sido testigo de una proeza del Real Madrid. El equipo blanco es el nuevo campeón de Europa, defiende exitosamente su corona, algo que nadie ha hecho bajo el formato Champions y golea a la Juventus por un gol a cuatro tras un gran partido frente a un complicado rival que ha apretado las tuercas hasta el final.

El Real Madrid ha sido el primero en marcar en el partido más importante de la Liga de Campeones. Cristiano Ronaldo, con un disparo certero, ha adelantado a su equipo en el marcador y acercaba a los discípulos de Zinedine Zidane a la duodécima Copa de Europa, un reto que tenía pendiente tanto el portugués como su equipo.

La Juventus no se había presentado en la final de la Champions en Cardiff para ser un simple adorno. A pocos minutos de que se decretase el descanso, Mandzukic, tras un extraordinario disparo, empataba el partido y ponía el miedo en el cuerpo a los aficionados del Real Madrid, que, sin embargo, ha sabido recomponerse, y en la segunda parte se ha abierto definitivamente.

A los pocos minutos de que se iniciase la segunda parte, Casemiro, con un disparo muy lejano, y, tras rechazar en algún defensa de la Juventus, batía a Gianluigi Buffon y puso el 1-2 en el marcador del estadio de la capital de Gales, haciendo que estallase la alegría entre los aficionados del Real Madrid que habían asistido a ver el partido.

El tercer tanto, y el que dejó el partido visto para sentencia fue el segundo tanto de Cristiano Ronaldo. De nuevo el jugador portugués, en una nueva final, batió a uno de los mejores guardametas del mundo, y con el uno a tres en el electrónico, ponía tierra de por medio con la Juventus, que no ha dejado de luchar en ningún momento del partido.

La Juventus solo había recibido tres goles en toda la competición, y el Real Madrid ha marcado más que todos los equipos a los que se ha enfrentado la escuadra italiana esta temporada. El último tanto del partido ha sido obra de Marco Asensio, que, a pesar de que ha disputado pocos minutos en la gran final de la Liga de Campeones, ha dejado su huella para siempre en esta edición.

Con el 1-4 definitivo, el Real Madrid ha logrado su duodécima Copa de Europa, el récord absoluto, aún más si cabe. Zinedine Zidane repite título, y por primera vez desde que se cambió la denominación de Copa de Europa, por la de Champions, un equipo consigue el torneo por segundo año consecutivo, haciendo que la hegemonía del Real Madrid se ha hecho más grande.