logo twÁlex Martín

Maverick Viñales se ha impuesto en el Gran Premio de Argentina de MotoGP, por delante de Valentino Rossi y Cal Crutchlow, y obtiene su segunda victoria consecutiva en la categoría reina tras su fichaje por Yamaha. El piloto de Roses (Girona) ha aprovechado las caídas de algunos rivales directos, como la de Marc Márquez, de Honda, para ser el mejor sobre la pista.

El circuito de Termas del Río Hondo, en el norte del país sudamericano, ha sido testigo de algo que no es demasiado habitual: el error del vigente campeón del mundo cuando iba en cabeza. El ilerdense tenía una buena ventaja sobre sus rivales hasta que en una de las primeras curvas del circuito, se cae de la moto y es incapaz de levantar su vehículo y suma su primer cero de la temporada.

Al principio de la carrera, nada más iniciarse la salida, en la primera curva, ya se produjo la primera caída. El español Jorge Lorenzo, de Ducati, se cayó en el primer giro del trazado argentino y se queda a una buena distancia del líder del campeonato del mundo de la máxima categoría reina del motociclismo tras las dos primeras citas del Campeonato Mundial.

No fue la primera caída. En una carrera marcada por las caídas de los diferentes pilotos, Márquez no solo fue el piloto más destacado en abandonar el Gran Premio de Argentina. Dovizioso, compañero de Lorenzo en el equipo italiano, fue derribado por el conductor español de Aprilia, Aleix Espargaró, arruinando todas sus opciones de conquistar algo positivo en esta carrera.

Maverick Viñales, por su parte, aprovechó y empezó a marcar distancia con sus perseguidores. Cal Crutchlow, con una moto muy inferior a la Yamaha de Valentino Rossi, aguantaba el ritmo del piloto italiano, hasta que, a falta de pocas vueltas para el final, el 9 veces campeón del mundo fue capaz de pasar a la Honda satélite para llegar en segunda posición y completar el doblete para Yamaha.