logo twÁlex Martín  logo twMarcos H. De la Morena 

Ángel María Villar comienza a aceptar que su tiempo como directivo en el mundo del fútbol está llegando a su fin. Después de que el CSD decidiese inhabilitarle durante un año, a él y a su vicepresidente, Juan Padrón, Villar ha presentado su dimisión como vicepresidente y miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, ha aceptado su carta de dimisión, sobre la que mas tarde emitiría comunicado de prensa: «el día 26 de julio, Ángel María Villar presentó su dimisión como vicepresidente de la UEFA y miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA con efecto inmediato«. Por tanto, quien ha sido presidente del organismo regidor del futbol español durante mas de dos decadas, ya no tiene función alguna en el máximo organismo del fútbol europeo. Después de su detención y posterior entrada en prisión dentro del marco de la Operación Soule, Villar iba a ser expulsado por la UEFA y la FIFA de sus cargos en ambas instituciones, por lo que ha querido ahorrarse la expulsión y ha optado por marcharse él de la mejor manera posible al menos de la Federación Europea.

Por otro lado, la FIFA se encuentra a la espera de su dimisión, algo que hasta el momento no ha sucedido. El Código Ético de la entidad señala que «los miembros de la organización que sean procesados por cualquier delito, tanto dentro como fuera de sus países, no podrán ejercer ningún cargo dentro de la institución y serán cesados en sus funciones». Por tanto, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino queda a la espera de que el bilbaíno renuncie a todos sus cargos dentro la institución más grande del fútbol mundial.


MÁS INFORMACIÓN:

El CSD inhabilita a Villar durante un año

El juez dicta prisión incondicional a Villar por la Operación Soule