Varias explosiones han eclipsado el concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena. La policia ha rodeado el recinto y ha restringido el acceso. En este hay un aforo para 21.000 personas. 

La explosión ha provocado 21 muertes y 59 heridos. El autor actuó en solitario y murió durante la explosión. La policía ha asegurado que su prioridad ahora es investigar si pertenecía  una red o era independiente. Por el momento no se conocen vctimas españolas. 

El concierto de Ariana Grande, mayormente seguido por jóvenes , finalizó a las 23.30 h cuando uno de los vestíbulos explotó. La sala se llenó de confusión y las redes y los moviles comenzaron a funcionar para localizar a los allegados. Durante la noche actuaron más de 200 agentes de policía. 

Este es el mayor atentado sufrido en la ciudad británica tras las explosiones de 2005.