logo tw Álvaro Moreno

  • Así lo ha afirmado Alberto Garzón tras reunirse con el monarca por las consultas que el Rey ha comenzado hoy
  • El dirigente de Izquierda Unida ha declarado que hay motivos para sentirse enfadados con el PSOE porque su abstención es una «traición histórica»

Felipe VI ha comenzado hoy su ronda de consultas previa al nombramiento de un candidato, y como es protocolo, se ha reunido el primer día con los grupos más pequeños, siendo uno de ellos Izquierda Unida, de la mano de Alberto Garzón. La reunión entre el jefe de estado y el dirigente se ha extendido por unos 45 minutos y al concluir el político de Unidos Podemos ha hablado sobre el encuentro en el cual le ha dicho al Rey que «viene un ciclo de movilizaciones sociales al alza, porque vienen recortes de Bruselas que van a ser posibles porque el PSOE le ha dado el Gobierno al PP. Vienen movilizaciones no dirigidas por nosotros, pero vamos a estar con un pie puesto en ellas apoyándolas».

Además de avisar de estas de las movilizaciones sociales, que según él van a ser una constante en la actualidad española, ha explicado que la decisión del PSOE de abstenerse en una investidura de Mariano Rajoy es una «traición histórica», que no solo definirá al partido sino que marcará la vida política española para siempre.

Volviendo a sus declaraciones sobre las «movilizaciones sociales», hay una que ha tenido especial presencia en su discurso y es que un movimiento llamado «Rodea el Congreso», se ha hecho especialmente popular y en este manifestantes se aglutinarán entorno al edificio de representación parlamentaria para protestar contra la investidura de Rajoy y la abstención del PSOE. Y la sorpresa ha sido cuando el dirigente ha dicho que espero «que esté el mayor número de diputados posibles de Unidos Podemos». De esta forma ha dado a entender que su grupo participará activamente. Así explicaba su relación con esta clase de eventos: «Participé demostrando que las manifestaciones son un ejercicio democrático de pleno derecho, así que si esa manifestación tiene como objetivo denunciar que el PSOE ha cometido una traición histórica y va a gobernar el partido más corrupto, siempre que no me impida mi ejercicio parlamentario, estaré.»