Diana Fernández – @diana_Fedz

Después de que se hiciese público que Aznar había sido uno de los responsables en meter a España en la guerra de Irak, el silencio sobre el asunto inundó la prensa. La oportunidad de comentar la jugada de esa famosa foto del Trio de las Azores, favorita del ex presidente según apuntó, la tuvo Bertín Osborne en su casa, pero la autosatisfacción del entrevistado y el hecho de que el entrevistador acatase sin rechistar todas las esquivas de Aznar hizo que la oportunidad se fuese difundiendo hasta desaparecer.

La entrevista estaba desprovista de equívocos, y Aznar charló y charló en lo que considero una camuflada promoción a pesar de que negó en rotundo que jamás volvería a la política porque su tiempo ya pasó. Pero el recado a Rajoy se lo dejó con la soledad de un incomprendido, “a Rajoy le traje yo a La Moncloa, yo le nombré ministro siete u ocho veces ” esa fue la respuesta a la pregunta de Bertín sobre si tenía o no buena relación con el presidente del Gobierno.

Pero sin lugar a dudas el clamor de la ortodoxia humanitaria fue su afirmación sobre la Guerra de Irak, “la mejor foto que tengo es la de Las Azores”. Aunque luego justificó la intervención de España dejando claro que no se mandó a ningún militar a la batalla.

La entrevista ha llevado a Bertín Osborne a su peor dato de audiencia desde que está al frente del programa. No llegó a superar los dos millones de espectadores a pesar de mostrarse disconforme con Zapatero y Podemos, de rememorar la histeria real  del 11-M y de hablar de demagogias oportunistas.

1.625.000 personas vieron la entrevista a Aznar, lo que supone un 13% de share. Los Gipsy Kings superaron al ex presidente de España. ¿Ya no interesa José María Aznar?