logo tw Álvaro Moreno

  • El atentado se ha producido en el sur del país, en la ciudad natal del presidente Davao.
  • Aún no se sabe a ciencia cierta si se trata de Yihadismo, es la opción más plausible pero también se maneja la posibilidad de que los narcotraficantes estén detrás de la masacre

A las 23:00 hora local se producía una gran explosión en la ciudad del sur de Filipinas, Davao, la cual se ha llevado la vida de 14 personas y ha herido a 67 viandantes que se encontraban cerca del mercado.

Todos los datos indican que el atentado ha sido provocado por una bomba casera, así lo han determinado los expertos que han analizado los restos de la misma: “Hemos encontrado esquirlas procedentes de un artefacto explosivo casero.”

Recordemos que Davao es una de las principales ciudades de filipinas, respecto al sur del país, es la más grande. Por eso la teoría de que ha sido un atentado terrorista que simplemente quería hacer daño al mayor número de personas posibles toma fuerza. Además, se añade que la región a la que pertenece, Mindanao, es uno de los mayores núcleos de insurgencia yihadista del país, las posibilidades de que hayan sido estos se incrementan.

Pese a que la hipótesis anteriormente citada es la que más fuerza está cobrando hay otra que también es muy probable. Que el atentado haya sido perpetrado por narcotraficantes. Davao es la ciudad natal del actual presidente Rodrigo Duterte, conocido como el Trump Filipino por sus extrañas propuestas que rozan los esperpéntico y amenazan los derechos humanos. El presidente se encontraba allí cuando ocurrió el atentado, pero se pudo refugiar en la estación de policía.

Duterte ha puesto como foco de sus medidas la criminalidad y la lucha contra los narcotraficantes. Esta lucha que puede ser noble queda ensombrecida cuando descubrimos las medidas para emprenderla: La pena de muerte, que los policías puedan disparar a matar contra los delincuentes o las polémicas primas a los policías que traigan el cadáver de narcotraficantes. Además ha hablado en repetidas ocasiones de que el propio pueblo luche y mate a los criminales y miembros de las mafias de la droga. Frases como la siguiente han marcado su campaña: “Si conocen a algún drogadicto, mátenlo ustedes mismos, ya que sería demasiado doloroso pedir que lo hagan sus padres”.

Todo esto podría haber sido más que un aliciente necesario para instigar a los narcos ha asestar este duro golpe contra la ciudad natal del presidente, en la que gobierna su hijo como alcalde y en la que el propio líder se encontraba.

De momento esta opción se perfila como secundaria frente a la posibilidad Yihadista. Pero actualmente no hay confirmación por parte del ISIS de su autoría y solo sabemos que de nuevo el terror vuelve a atacar las vidas de los inocentes, aunque de momento no sepamos quien es el responsable de ese terror.