logo tw Álvaro Moreno

  • El presidente electo ha afirmado a través de sus abogados que no tiene tiempo para atender este proceso
  • En este juicio se le acusa de haber engañado a alumnos de los cursos del “Instituto Trump” haciéndoles perder 35.000 dólares a cada uno

Donald Trump está en el proceso de transición tras el cual tomará el cargo de presidente. Por ello y por la más que probable poca disponibilidad que tendrá a partir de ahora de ir a declarar, sus abogados le han propuesto al Juez que se llegue a un acuerdo por el juicio que tiene abierto por haber cometido fraude.

Hace seis-siete años el magnate tenía una serie de cursos a partir de los cuales, en teoría, podrías conocer los secretos del ahora presidente para triunfar en el mundo empresarial. Muchos de los alumnos del ahora cerrado “Instituto Trump”, alegan que pagaron 35.000 dólares por nada y que aquello era una estafa para robarles.

En principio la fecha del juicio es el 28 de Noviembre y tendría una duración de dos semanas, el problema es que como presidente electo no tendría ese tiempo para poder estar pendiente de aquello o incluso defenderse en el mismo, tal y como había prometido. Su abogado ha afirmado que “siempre fue claro en su intención de estar aquí en persona para poner fin a estas acusaciones, ahora, tendrá que analizar si es el mejor uso de su tiempo”.

El juez Curiel, pese a que le han planteado por un lado esto y por otro que se aplace todo hasta que haya tomado posesión, ha dicho que piensa que es mejor que el proceso se produzca ahora, cuando aún no ha jurado el cargo, que una vez sea presidente de los Estados Unidos de América.

Desde los abogados de Trump, defienden justamente lo contrario, que lo que mejor le vendría sería una vez tuviese su nuevo cargo en vez de en su proceso de transición, cuando tuviese más tiempo, debido a que ahora es una época convulsa y agitada del proceso democrático.

Aunque lo más probable sea que no pueda presentarse, el Juez está abierto a la posibilidad de que Trump pueda testificar a través de una video llamada, aunque lo mejor para el caso sería que pudiera personarse en el juzgado al menos una vez.