Tal y como ha publicado El País, Donald Trump ha lanzado sobre Afganistan la mayor bomba no nuclear que guardaba Estados Unidos. Esta, se estuvo fabricando durante la guerra de Irak y ha sido lanzada a las 19:30 hora local.
La bomba recibe el nombre de GBU-43 y ha sido lanzada en el terreno del ISIS. Esta bomba tiene un peso de 10 toneladas aproximadamente y es conocida como la madre de todas las bombas. Su nombre real es Explosivo Aéreo de Ordenanza Masiva y supone la bomba más explosiva que existe sin utilizar combustible nuclear, hasta el momento solo se había utilizado en pruebas.
La localización del ataque es cerca de la fronteta de Paquistán, en Narganhar, un espacio ocupado por yihadistas para ampliar su presencia en el terreno. «Esta es la munición adecuada para reducir los obstáculos y mantener el ritmo de la ofensiva contra el EI-Jorasán«, manifestó el general John W. Nicholson, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán.
«El bombardeo estaba diseñado para minimizar el riesgo para las fuerzas afganas estadounidenses que desarrollan operaciones sobre el terreno en esa zona, al tiempo que se maximiza la destrucción de combatientes e instalaciones del EI-Jorasán«, aseguró el Pentágono al respecto en un comunicado de prensa.