La obra dirigida por César Oliver en el Teatro Lara de Madrid se ha convertido en una de las comedias más aclamadas. Una joven pareja conformada por Daniel y Virginia visitan a sus dos mejores amigos Carlos y Marta, es entonces cuando empiezan los conflictos entre ambas parejas y se ven obligados a hacer frente a conversaciones y decisiones que habían aparcado en la comodidad del tiempo.

El elenco propicia una gran complicidad con el público haciéndoles partícipes en todo momento. César Oliver, Mariló Perez, Cristobal Araque y Soraya Peña consiguen ser el espejo de muchas personas durante su improvisación consiguiendo una gran empatía con el público. El escenario sencillo ayuda a centrarse en unos diálogos que, siendo cotidianos, consiguen plantear preguntas.

El guión escrito por Miguel Ángel Cárcano deja espacio a la improvisación con el quinto actor de la obra, el público que siempre sorprende con una acertada respuesta ante las preguntas sin dirección del elenco. El texto es un expositor de uno de los conflictos más antiguos de la humanidad, la fidelidad. El centro del debate es efectivamente la puesta en práctica de la ya conocida teoría de una relación romántica.

Una comedia  fresca, que hace conectar al público desde el primer minuto hasta que cae el telón. Sin duda, una comedia obligatoria.