logo twDiana Fernández

Sevilla ha sido el escenario en el que se han batido en duelo Sánchez y Díaz. Separados por 2.000 kilómetros, los candidatos han hecho su oferta y promesa ante los militantes andaluces, zona de fuerza de Susana Díaz. Esta ha estado acompañada por el ex presidente del gobierno Alfonso Guerra, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas y la presidenta del PSOE andaluz Micaela Navarro. 

La presidenta andaluza ha asegurado, que «quiero ser secretaria general de un partido que deje de lamentarse; sin complejos. Quiero ser secretaria general de un partido que sepa que es la única alternativa de gobierno». La dirigente ha hecho hincapié en las mujeres y en los jóvenes y ha reivindicado el espacio del PSOE en la izquierda frente a Podemos. «No quiero el voto de quienes nos insultan sino de quienes nos respetan» ha apuntado pidiendo unión en el partido y el cese de los enfrentamientos.

En uno de sus discursos más emotivos, la presidenta andaluza ha asegurado que  «quiero ser secretaria general porque quiero que el PSOE vuelva a presidir un gobierno que le cambie la vida a la personas de este país».  «He oído esta semana que la socialdemocracia está en crisis. Forma parte de las mentiras que nos quieren hacer creer. ¿Acaso la gente ha renunciado al estado de bienestar, a la educación gratuita, a la sanidad, a recibir ayudas para la dependencia? Los que están en crisis son los partidos que se acomplejan ante los retos» ha apuntado Susana Díaz.

La dirigente ha prometido que lo primero que hará si llega a la secretaria general del PSOE es un pacto con Rajoy por la violencia machista. Díaz ha apuntado que quiere «romper el techo de cristal» para convertirse en la primera presidenta del PSOE en 138 años.

Pedro Sánchez contra el feudo de Susana Díaz

El que fuera secretario general ha asegurado que el domingo «no solo elegimos a nuestro secretario general también el rumbo de la izquierda para los próximos años» y así «volver a ganar desde la izquierda». Al igual que Susana Díaz, ha pedido unidad dentro del partido y ha apuntado que con su candidatura, «habrá unidad y los afiliados reconocerán de nuevo al PSOE».

Pedro Sánchez ha competido en una de las zonas clave para las primarias, feudo de Susana Díaz. Ahí, ha pedido el voto para «situar al PSOE donde se merece». Sánchez eligió Dos Hermanas para oficializar su candidatura y esta vez ha sido en Sevilla donde ha  señalado que «aquí en Sevilla, cerca de Triana, quiero hacer una reivindicación al socialismo andaluz que hace tres años me apoyó. Apelar a vuestra responsabilidad histórica, al PSOE andaluz que no tuvo miedo al cambio. Sin vosotros no será posible”.