Rato tendrá que entrar en la cárcel. El Tribunal Supremo ha ratificado su condena de cuatro años y medio de prisión por las Tarjetas Black. De esta forma confirma prácticamente la sentencia que dictó la Audiencia Nacional en la que se le considera que el ex presidente de Bankia es culpable de un delito de apropiación indebida.

El Supremo ha revisado cada uno de los recursos de los 65 ex directivos de Caja Madrid y Bankia que cometieron delito de apropiación indebida de forma continuada gastando más de 12,5 millones de euros entre 2003 y 2012, y ha mantenido las líneas estiladas por la Audiencia Nacional. Varían algunas penas pero todas oscilan desde los cuatro meses hasta los cuatro años.

El condenado con mayor pena es el fallecido Miguel Blesa al que le habrían caído seis años de prisión. A pesar de que su fallecimiento exime toda responsabilidad penal, la civil recae directamente sobre sus herederos. En segundo lugar Rodrigo Rato con cuatro años y medio de prisión. En tercer lugar, Idelfonso Sánchez Barcoj con una condena de dos años y medio de cárcel.

La sentencia establece como responsabilidad civil la devolución por los acusados de más de 12 millones de euros que gastaron de la entidad con las Tarjetas Black. 9,3 millones se gastaron en la etapa del fallecido Miguel Blesa como presidente de Caja Madrid y 2,6 millones cuando el presidente el ex ministro Rodrigo Rato. Ambos fueron condenados a responder civilmente de forma solidaria por las cantidades gastadas durante el ejercicio de su cargo.