logo twDiana Fernández

  • En octubre de este año también recibió un permiso de una semana para ir a visitar a su madre de 104 años
  • Fue encarcelado por presuntas extorsiones a entidades bancarias a las que le pedía altas cifras de dinero a cambio de no iniciar actividades legales contra ellos
  • Lea aquí el auto del juez

El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, ha sido puesto en libertad bajo fianza por el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz. El importe de esta fianza es de 50.000 euros con la condición de que visite semanalmente el juzgado además de la retirada del pasaporte y la prohibición de salir del país. El juez considera que “la instrucción no habría de verse perjudicada de hallarse en libertad ya que difícilmente podría ya ocultar pruebas dado lo avanzado de la causa“.

Miguel Bernad fue trasladado a la prisión de Navalcarnero después de que el Ministerio Público considerase que él, junto a su jefe y presidente de Ausbanc, Luis Pineda, estaban llevando a cabo extorsiones a diversas entidades bancarias para que a cambio de grandes cifras de dinero no iniciasen actividades legales contra ellos. Según el fiscal, con esta actividad también ofrecían “la retirada de la acción penal en algunos procesos previa exigencia de importantes cantidades de dinero”.

Esta no es la primera vez que el secretario general de Manos Limpias abandona la prisión ya que a principios de octubre se le concedió un permiso para ir a visitar a su madre de 104 años a Valladolid, que se encontraba en un débil estado de salud. Y durante esos días, Bernad estuvo en el domicilio de su madre custodiado por la Policía.

A pesar de que el juez haya decretado la libertad bajo fianza de Bernad, Pineda permanecerá en prisión ya que le han denegado la petición de libertad.