Después de que Mariano Rajoy declarase en la Audiencia Nacional como testigo de la Gurtel, los partidos de la oposición han pedido que abandone La Moncloa. Pedro Sánchez ha exigido que el presidente del Gobierno, presente hoy su dimisión ante el Rey Felipe VI, «hoy mismo» y «por dignidad. Para no arrastrar a España en su caída». Según el dirigente socialista, Rajoy debe  poner «fin a su agonía antes de que agonicen las instituciones». A su juicio, el dirigente popular es «el principal responsable político del clima general de corrupción de los últimos seis años».

Pedro Sánchez se marcó como objetivo el día de su reelección «echar a Rajoy de La Moncloa» y hoy entiende que es la oportunidad. «Tras seis años de mentiras, hoy asistimos a la última estación de este proceso de degradación institucional» por culpa de la corrupción que «ha carcomido hasta los cimientos de la propia sede» del PP. Hoy «ha sido una jornada negra para la democracia española».

A su juicio los casos de corrupción del PP «se cuentan por decenas» y achaca esto a una falta de principios. «Yo dimití para defender mis convicciones. Le pregunto, ¿dónde están las suyas?. Entre el interés de España y el suyo propio, piense en el interés de España», ha concluido el dirigente socialista.

Pablo Iglesias pedirá una comparecencia extraordinaria de Mariano Rajoy en el Congreso. Para esto pedirá el apoyo del PSOE. «No concibo que en esto no estemos de acuerdo» ha asegurado.  Sobre la declaración de Rajoy ha asegurado que es una «verguenza». Entiende que «o bien está mintiendo para proteger al PP o bien es enormemente negligente».