La Generalitat ha asegurado que los funcionarios no van a seguir las órdenes del Gobierno central sino que obedecerán al Govern y al Parlament. Una vez se aplique el artículo 155 los funcionarios deben obedecer al Ejecutivo o por lo contrario dejarán de cobrar. El conseller de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, ha asegurado en una entrevista en la BBC que no tiene “duda de que todos los funcionarios continuarán siguiendo las instrucciones que vengan de las instituciones legítimamente elegidas”.

Según Romeva el Gobierno central está actuando “contra la Constitución y contra la legalidad básica”. A su juicio defender esta postura no responde a una actitud independentista sino demócrata. El conseller ha pedido a Mariano Rajoy “retire cargos o responsabilidades a miembros del Parlament o del Govern” en referencia al cese de todos los cargos del Govern desde el presidente Carles Puigdemont.

Raül Romeva ha recordado que el 27 de septiembre de 2015 los catalanes votaron en unas elecciones legítimas y que los cargos que conforman actualmente el ejecutivo de Puigdemont fueron elegidos democráticamente. En lo referido a la convocatoria de elecciones en un plazo máximo de seis meses tal y como recoge el artículo 155 de la Constitución se ha preguntado: “¿Por qué no se respeta esa elección democrática?”.

El artículo 155 de la Constitución entrará en vigor después de que el Senado apruebe su aplicación. El pleno se celebrará este jueves y será a partir de entonces cuando se comiencen a aplicar las medidas.


Rajoy activa el 155 y cesa a todos los cargos del Govern