• Reus, en el minuto 88, certifica la relajación del equipo blanco, que ha dejado escapar una renta de dos goles
  • Benzema, con dos goles, adelantó a su equipo, pero el Dortmund ha sabido darle la vuelta al marcador y se mete en octavos como primero

En el mundo del fútbol, nunca nadie se puede confiar, ya que si se produce una relajación, puede ocurrir lo que ha sucedido en el Santiago Bernabéu en la última jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

El Real Madrid, ya clasificado para los octavos de final de la máxima competición continental, se presentaba con la moral alta después del buen resultado obtenido en el Clásico, y el Borussia Dortmund esperaba sacar un buen resultado del coliseo blanco.

Desde que el árbitro pitase el inicio del encuentro, estaba claro que el partido iba a ser uno de los mejores de la jornada. Hubo muchas alternancias entre los dos equipos, que no dejaban de atcarse, rompiendo el partido.

En el minuto 28, una apertura hacia la derecha que coge Dani Carvajal, que ve a Karim Benzema, colocado en el segundo palo de la portería defendida por Weindenfeller, y el francés remató para poner el primer gol en el marcador.

Aún con el gol, el Borussia Dortmund no se relajó y siguió buscando la portería defendida por Keylor Navas hasta que el árbitro pitó el descanso y los dos equipos se fueran hacia los vestuarios.

A la vuelta del descanso, el equipo blanco seguía buscando el gol y tras un centro en segunda jugada de James Rodríguez, de nuevo Karim Benzema anotaba y ponía tierra de por medio con el Dortmund y daba cierta renta al Real Madrid.

Pero la alegría le iba a durar poco al equipo entrenado por Zinedine Zidane. En el minuto 60,un balón a la espalda de Carvajal permitió que el delantero del Dortmund Aubameyang rematara a placer y pusiese el 2-1 en el electrónico.

Este tanto no hizo más que romper el partido, con ocasiones para ambos bandos, sin dejar claro quien daría el golpe de gracia para llevarse el partido, por parte del Real Madrid, o para empatar, en el caso del equipo alemán.

Sin embargo, el Dortmund volvía a marcar, después de un pase de Aubameyang, tras un error defensivo que dejó a Reus en una buena posición para batir a Keylor Navas en el minuto 88 y poner al equipo amarillo en la primera posición del grupo.