logo twÁlex Martín

El Real Madrid ha demostrado que su Plan B también funciona. En Granada, en el estadio de Los Cármenes, el equipo dirigido por Zinedine Zidane ha goleado al equipo andaluz por cero goles a cuatro, con sendos dobletes de James Rodríguez y Álvaro Morata. Tanto el centrocampista como el delantero han demostrado que son capaces de rendir a un nivel incluso mayor que el de los supuestos titulares.

Empezó pronto el Real Madrid a encarrilar su compromiso de la Liga Santander. En el minuto 3, un rondo llevó a un pase de Morata para Lucas Vázquez, que le da el pase de la muerte a James Rodríguez, y el mediocampista colombiano, en el ojo del huracán durante toda la temporada, no tuvo más que empujar la pelota y poner el 0-1 en el marcador e iniciar una importante victoria.

No tardó demasiado tiempo el Real Madrid en marcar su segundo gol del día. En el minuto 11, menos de diez después del primer tanto, Lucas dio un pase largo para el lateral portugués Fabio Coentrao. El ex del Benfica mete un centro templado y medido para James, que cabecea a contrapié para que el portero del Granada, el mexicano Guillermo Ochoa no pudiese llegar a detener el balón.

En el minuto 30, para completar una gran primera media hora del Real Madrid, Danilo hizo medio gol. El lateral brasileño se cuela hasta el fondo del área del Granada, para que Álvaro Morata tomase el papel de goleador. El ex jugador de la Juventus, reventó el balón dentro de la portería de los jugadores dirigidos por Tony Adams, y poner el 0-3 en el electrónico de Los Cármenes.

El último tanto de los pupilos de Zinedine Zidane se produjo a falta de diez minutos del final de la primera parte. De nuevo, fue Morata el encargado de que el balón besase la red de la portería defendida por Ochoa. Después de recortar a su defensor en dos ocasiones, el madrileño envió el cuero lejos del alcance del guardameta mexicano, y deja al Real Madrid más cerca del título de Liga, aún con un partido aplazado y que decidirá su destino.