logo twÁlex Martín

El Real Madrid, que tenía la vista puesta en el derbi del próximo sábado frente al Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu, ha vencido en Butarque frente al Leganés por dos goles a cuatro con un once titular revolucionario por parte de Zinedine Zidane, que ha llegado a introducir hasta nueve cambios en su once tipo, entre los que destacan el de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Toni Kroos.

En el encuentro de la jornada 30 de la Liga Santander, este duelo inédito comenzó con el dominio del equipo blanco, liderado por un buen Marco Asensio. El joven centrocampista no deja pasar ninguna de las oportunidades que le da Zinedine Zidane, y, cada vez que sale, deja detalles de su enorme calidad, maravillando al mundo del fútbol.

Una primera parte de dos caras

El Real Madrid y el Leganés saltaron al terreno de juego del estadio de Butarque con la intención de hacer un buen partido, con dos objetivos muy distintos. Sin embargo, fue el conjunto merengue el que llevó el peso de la situación y, generando ocasiones, llegó el primer gol del encuentro, obra de James Rodríguez. Una combinación entre Asensio y el colombiano culminó con el primer tanto del Real Madrid.

Los siguientes dos goles llegaron casi consecutivamente. Álvaro Morata fue el gran protagonista, ya que fue el encargado de poner el 0-2, y el 0-3 respectivamente. El segundo gol blanco fue a la salida de un saque de esquina, en el que el delantero madrileño cabeceó la pelota para que besase las redes. Por otro lado, el tercer gol llegó a través de otra combinación en la que el ex de la Juventus, con un buen disparo, de nuevo volvió a batir al guardameta de una de las revelaciones de esta liga.

A pesar del susto generado por el Leganés, en forma de dos tantos casi seguidos, un gol en propia puerta de Mantovani dio alivio a los jugadores del Real Madrid, dejó el 2-4 definitivo en el marcador y hace que el conjunto blanco continúe una jornada más como el primer clasificado de la Liga Santander, volviendo a dejar atrás a su eterno rival, el F.C. Barcelona, que está ansioso por volver a darle batalla en la próxima jornada.