El hecho de que el gobierno nombrase a Soria como ejecutivo para el Banco Mundial ha desatado polémica. PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos pidieron una explicación con carácter de urgencia y el ministro de Economía Luis de Guindos desde China asegrando que “el planteamiento es claro: no es un nombramiento político, sino de naturaleza administrativa. No lo decide el Consejo de Ministros ni yo”.

Tras la dimisión de Soria en abril por los papeles de Panamá la noticia no ha sido bien reciba en el conglomerado político. El que fuera ex ministro de Industria comunicó a Rajoy su intención de aspirar al cargo de director ejecutivo en el Banco Mundial antes de que este desapareciese del panorama popular.

Guindos y Rajoy entienden que “el puesto no es político, es estrictamente administrativo. Soria ya dimitió de todos sus cargos políticos y reingresó en el cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, pidió ese destino y sería ilegal habérselo negado, porque no está ni imputado ni inhabilitado”, por lo que a su parecer cumple con la legalidad administrativa ya que el hecho de renunciar a los cargos políticos no implica formar parte de otros organismos de Estado.

Mariano Rajoy ha defendido a Soria asegurando que “si un funcionario no puede ser funcionario, ¿entonces esto qué es?”. El presidente en funciones ha admitido que el exministro le había pedido el puesto antes de este verano.

Guindos comparecerá para explicar la situación

Guindos ha reconocido que había retrasado durante varios meses la convocatoria de plazas vacantes para técnicos comerciales en distintas instituciones internacionales porque, a su entender, el hecho de estar en funciones le impedía el nombramiento. El hecho de que este se produjese a última hora fue porque según el ministro de Guindos, había esperado hasta las dos de la tarde, en Estados Unidos. Hora fijada por el propio banco.

La comparecencia exigida por los demás partidos tiene fecha. Luís de Guindos ha pedido comparecer en la Comisión de Economía del Congreso entre el 16 de septiembre que se celebra la cumbre del Eurogrupo de Bratislavia y el 15 de octubre cuando hay que entregar a Bruselas los presupuestos. Será entonces cuando el ministro de Economía explicará el nombramiento de Soria.

Según Guindos, España no se podía permitir la oportunidad de perder el puesto de uno de los gobernadores en el Banco Mundial. Respecto a las quejas por el salario que cobraría Soria cuando se oficialice el puesto el ministro de Economía ha asegurado que otro de los puestos vacantes que era ser responsable de la oficina económica de Nueva York era de un sueldo más sustancioso y sin embargo ha sido propuesto para director ejecutivo del Banco Mundial.

 Soria cobrará en torno a 252.720 dólares al año y ocupará el cargo desde noviembre hasta el 31 de octubre de 2018.