logo twMarcos H. De la Morena 

El presidente del Gobierno ha comparecido hoy ante el Senado para defender las medidas que entrarán en vigor tras la aplicación del artículo 155 por la situación en Cataluña. Según Rajoy, “no existe otra alternativa más allá de cumplir la ley”.

“Estamos ante una violación palmaria y evidente de las leyes y la democracia”, ha remarcado el jefe del Ejecutivo, para más tarde añadir de forma tajante “esto tiene consecuencias, ¿Cómo no las va a tener?”. Esta última pregunta retórica se presupone que va dirigida hacia el president Carles Puigdemont, que hasta esta misma mañana ofrecía dialogo al Gobierno central. Sin embargo, pocos minutos después de la comparecencia de Rajoy, el grupo parlamentario de Junts Pel Sí en Cataluña ha presentado una moción en para iniciar los trámites de una nueva Constitución catalana.

El líder del PP también ha recordado ante la Cámara Alta que la Generalitat ha incumplido multitud de leyes y mandatos judiciales, principalmente del Tribunal Constitucional, además de “aprobar una legalidad paralela y negar a la oposición en Cataluña su derecho a ejercer como tal”. Estos factores han provocado para Rajoy una “auténtica ofensa” a los ciudadanos.

“Nada importa, allí se hace la santa voluntad de una mayoría y los demás no importan nada”, ha argumentado el presidente. Además, ha querido remarcar que todo el ‘procés’ se ha constituido a través de “decisiones antidemocráticas, contrarias a la ley y a los valores españoles y europeos”, y también ha acusado al Govern de “pisotear la ley, el Estado de derecho y los derechos de las minorías”.

Por último, Rajoy ha recordado a los independentistas catalanes todas y cada una de las oportunidades que el Gobierno central ha ofrecido para “reconducir la situación y volver a la legalidad”, pero, según ha explicado el presidente, “no ha querido”. Para el jefe del Ejecutivo español, la culpa de que se aplique la Construcción en su forma más dura en Cataluña, la tiene Puigdemont: “ha sido él y sólo él el que ha decidido que el proceso del 155 siga adelante”.


MÁS INFORMACIÓN

La CUP prepara una “desobediencia civil masiva” para responder al 155