logo tw Álvaro Moreno

  • El presidente en funciones ha declarado públicamente ante la decisión de los socialistas de abstenerse para dejarle gobernar
  • La resolución pese a la abstención afirma que se derogará la reforma laboral, la ley mordaza y la LOMCE

Ante la histórica decisión por parte del partido socialista de permitir un gobierno del PP a través de un voto en blanco sin negociación alguna con este, el líder del partido, que presumiblemente se hará con la presidencia en esta semana, ha salido a dar unas declaraciones.

Mariano Rajoy ha hablado ante la prensa tras su reunión con Xavier Albiol esta misma mañana. Sus declaraciones han sido cortas y concisas. El ya prácticamente candidato, a falta de unos días para que el rey lo proponga, se propone limitar el número de intervenciones que dará para reservarse de cara la investidura. Lo primero en lo que el presidente en funciones ha incidido es en agradecer el voto en blanco del PSOE  y elogiar su elección  diciendo que “la decisión es importante y muy razonable“. Además ha dicho que tras leer la resolución de comité federal ve que “hay cosas buenas y que se pueden hablar en el futuro”.

Además Rajoy ha incidido en lo importante que será el entendimiento y el diálogo constante entre los tres partidos constitucionalistas, PP, PSOE y Ciudadanos para llegar a medidas de consenso y dejar fuera de estas a los “radicales”. Por esto y ante objetivo ha dicho en referencia al PSOE que “todo se puede hablar y acordar”, con el fin de mostrar una actitud de concordia de cara a una legislatura en la que todo va a salir a través de acuerdos.

En especial el dirigente ha hecho especial hincapié dentro de los desafíos que se plantean para los próximos cuatro años en el soberanista de Cataluña, que ha ocupado la mayor parte de la intervención de Rajoy.

La postura del PSOE

Pese a que el Partido Socialista no haya impedido el gobierno del Partido Popular, a través de este acta de resolución, ha explicado que no serán complacientes con el gobierno y serán oposición a pesar de que se sentarán con el mismo para cerrar los “grandes pactos de estado”. Concretamente ya han avisado que su principal objetivo en el arranque de la legislatura será liderar la derogación de la reforma laboral del PP y la ley mordaza.

Por otra parte, desde el Partido Socialista llaman a sustituir a LOMCE por un “gran pacto de educación” del que ya hablan Rajoy y Rivera y que por tanto sería muy viable. A parte de esto, han pedido ante la amenaza de que la hucha de las pensiones se acabe en 2017 que se vuelvan a reunir para hacer otros “Pacto de Toledo” que sirvan para solucionar de forma consensuada esta problemática.