logo twMarcos H. De la Morena 

Y Rajoy dio la sorpresa. Nadie le esperaba a pesar de que la moción de censura lleva su nombre escrito, pero aun así el presidente del Gobierno ha querido salir al paso del discurso de Irene Montero, portavoz de Podemos, e intervenir en el Congreso.

Después de la intensa actuación de la actual mano derecha de Pablo Iglesias, el líder del Partido Popular ha decidido no esconderse tras su bancada y contestar a las acusaciones de la formación morada. Además, interviniendo en este momento, retrasa a Pablo Iglesias, quien se erige candidato sustituto de esta moción de censura.

El presidente se ha dirigido durante gran parte del tiempo directamente al propio Iglesias, llegando incluso a llamarle ‘perdedor’ con estas palabras, mientras le miraba fijamente: “Para perder cualquier candidato vale, incluso usted señor Iglesias”.

Además, ha aludido a la inutilidad de esta moción, ya que, según Rajoy  “desde el día que la anunciaron se sabe que no tendrán apoyos para sacarla adelante”, refiriéndose a que de momento a Iglesias no le llegan los números para prosperar, ya que Ciudadanos apoyará al PP y el PSOE probablemente se abstendrá.

Tras esto, ha querido que su intervención dejara datos positivos, principalmente desprendidos de la leve mejoría económica de lo que él ha llamado una “España envidiable”. Esta parte del discurso ha surgido del “trampantojo de España negra”, que según Rajoy quiere dibujar Iglesias para convencer a sus votantes.

Para concluir, ha querido tirar de su ironía particular, asegurando a la portavoz Montero que “en los siete meses que llevo gobernando no me ha dado tiempo a cometer tantas tropelías como usted me atribuye”.


MÁS INFORMACIÓN

Rajoy interviene tras el acorralamiento de de Irene Montero