Mediante un escrito firmado esta misma mañana, el Gobierno ha solicitado ya al Tribunal Constitucional que actúe de forma inmediata contra la Presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell. Ha sido el propio Mariano Rajoy quien ha promovido esta iniciativa para tratar de poner freno al “peligroso avance” del independentismo institucional en la comunidad ante el inminente referéndum del 1-O.

Ha sido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría quien ha comparecido ante los medios para explicar esta inusual medida, justificándola desde el punto en que Forcadell podrá ser una de las principales responsables de la ilegalidad electoral al ser presidenta de la Mesa que apruebe tanto la tramitación de la consulta como de la conocida como ‘Ley de Transitoriedad’.

El objetivo es que se declaren nulos y sin efecto ninguno los acuerdos adoptados por la institución que dirige la señora Forcadell, además de evitar que se realicen votaciones ilegales”, ha confirmado la mano derecha de Rajoy, añadiendo también que piden de forma directa al TC que estudie completamente su responsabilidad penal y la de cualquier persona que haya intervenido a favor del referéndum.

Después, también ha comentado que el Ejecutivo de Rajoy también acudirá ante el Constitucional para recurrir la ley del referéndum o ‘Ley de Transitoriedad’ que se encuentra aún pendiente de aprobación. “Vamos a defender la Constitución, la democracia y las libertades, por lo que los ciudadanos de Cataluña deben estar muy tranquilos”, ha concluido Santamaría.