logo tw Álvaro Moreno

  • El presidente en funciones anulará las consecuencias de la ley actual hasta que se llegue al “Gran Pacto por la Educación” con PSOE y C´s
  • La polémica ley podría haber conocido su fin con esta decisión antes incluso de haber comenzado a funcionar

El candidato del Rey que logrará la presidencia en su intervención a renunciado a la idea de aplicar a todos los efectos la Ley Orgánica de Mejora de Calidad Educativa hasta que no se llegue a un pacto educativo, el cual será convocado antes del mes que viene y tiene como límite seis meses para cerrarse.

El efecto más importante de ésta decisión que busca el consenso y el clima de diálogo, es la nulidad de las conocidas “reválidas”, las cuales se iban a empezar a aplicar este año y de momento no verán la luz como mínimo hasta que se consiguiese hacer que formase parte del pacto por la educación, cosa que parece prácticamente imposible por el rechazo que produce en el resto de partidos y sindicatos relacionados con la educación.

Las reválidas son un sistema de evaluación externa, que se aplicará no solo a los estudiantes que cursen 2º de Bachillerato, sino que además, aquellos que acaben 4º de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria), serían sometidos a este examen. Estas pruebas, que antes no se aplicaban en el segundo caso, serán controladas desde el ministerio y no podrán ser diferentes según las comunidades tal y como ocurría con el anterior sistema.

Esta medida, a parte de la lay LOMCE en general, es repudiada por prácticamente todos los partidos que componer la cámara del congreso y no solo eso, sino que desde los órganos representativos de los educadores y alumnos, como sindicatos y otras formas de asociación, es ampliamente denostado y rechazado. Recordemos que estos últimos, los profesionales asociados en estos órganos, serán un factor clave en el desarrollo del “Gran Pacto por la Educación”.

La polémica ley del ministro Wert fue protagonista el pasado miércoles ya que hubo una multitudinaria manifestación en su contra, varias decenas de miles de personas salieron a la calle para protestar por esta medida que consideran injusta.

Por todo esto las palabras de Rajoy en la tribuna de: “Las reválidas no tendrán efectos académicos hasta que no se llegue al pacto nacional por la educación que propuse ayer” parecen tener la intención de ser un guiño a los protagonistas de los acuerdos en España de cara al primer gran desafío del diálogo, el Gran Pacto por la Educación.