logo twMarcos H. De la Morena 

Desde hoy hasta el lunes 16 de octubre a las 10:00 horas. Ese es el plazo que el president de Cataluña, Carles Puigdemont, tendrá para contestar al requerimiento que el ejecutivo de Rajoy le ha solicitado con motivo de su declaración unilateral de independencia.

Ante esta petición, aprobada en la mañana de hoy por el Consejo extraordinario de Ministros, la respuesta de la Generalitat ha de ser clara sobre si consideran oficializada la escisión de la Comunidad Autónoma. Después de su contestación, el Gobierno Central deberá decidir si aplica el artículo 155 de la Constitución para hacer que Cataluña vuelva a la legalidad.

De considerar la independencia como “no declarada”, existe la posibilidad de que el Govern comience un dialogo con Madrid. Sin embargo, si su respuesta fuese afirmativa o finalmente hiciesen caso omiso al requerimiento, desde Moncloa se abriría un segundo plazo hasta las 10:00 horas del jueves 19, con el objetivo de que Puigdemont rectifique.

Si este escenario se diese, es decir, que el Parlament mantuviera su propósito firme de conformar la Republica Catalana, Rajoy convocaría un segundo Consejo extraordinario de Ministros en el cual se aprobarían y harían efectivas las medidas “que fuesen necesarias” según reza el propio artículo 155 de suspensión de autonomía.

Sin embargo, en caso de que la Generalitat diese un paso atrás, esa rectificación se debería hacer a partir de un rechazo a los resultados del referéndum ilegal del 1-O, y además se debería acatar la orden del Tribunal Constitucional de anular tanto la Ley del referéndum como la conocida como Ley de Transitoriedad, emitidas ambas por el Govern para lograr una independencia real y efectiva.


MÁS INFORMACIÓN

Rajoy espera la confirmación de la independencia para aplicar el 155