El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado este martes la unidad y la amistad de los gobiernos español y británico horas antes de reunirse con Theresa May en Downing Street, con un artículo en el diario ‘The Guardian’ bajo el titulo “May nos ha apoyado sobre Cataluña, el Brexit no romperá nuestro vínculo”.

En él, Rajoy esgrime que una de las muestras de la “unidad” entre España y Reino Unido se vio en la “firmeza y la claridad del Gobierno de May ante los eventos que recientemente tuvieron lugar” en Cataluña, en alusión al desafío independentista.

“La posición de Reino Unido es particularmente importante, porque es la cuna del parlamentarismo y la legalidad”, argumenta, antes de señalar que confía en que las próximas elecciones autonómicas permitan “volver a la normalidad y la estabilidad” que las instituciones “necesitan” y los ciudadanos “merecen”.

La visita de Rajoy a Downing Street coincide precisamente con el inicio de esta campaña electoral y, para May, llega ya en pleno tiempo de descuento para culminar la primera fase de las negociaciones del Brexit, la de la separación, y que los Veintisiete decidan la semana que viene pasar a la segunda, la que más interesa a Londres, que es la de la relación futura.

May regresó el lunes a Londres desde Bruselas con el fracaso de no haber conseguido un acuerdo sobre el futuro de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, el mayor escollo pendiente. Desde la mañana las señales desde Bruselas eran de optimismo pero, según la prensa británica, una llamada de la líder del partido unionista DUP, socio de May en el Gobierno, desbarató el pacto.

Éste pasaba porque Irlanda del Norte pudiera mantener una situación regulatoria similar a la de la UE para así evitar una frontera ‘dura’. La posibilidad hizo que Escocia, Gales y la ciudad de Londres se apresurasen a pedir un tratamiento similar.