logo twMarcos H. De la Morena 

El President de la Generalitat tendrá a partir de ahora a su lado a los políticos más fieles a la consulta soberanista de Catalunya. Tras las tensiones vividas en el PDeCAT estos últimos días, Puigdemont cierra filas en torno al fin último de su partido “haciendo a un lado” a los consejeros que se consideraban “menos cercanos al referéndum”.

El desafío del 1 de Octubre cada vez está más cerca para el ejecutivo catalán, ya que los tres consejeros sustitutos, además del nuevo portavoz, son parlamentarios convencidos y fervientes defensores de la consulta. Los primeros son Clara Ponasatí, Joaquim Forn y Victor Cullell, y será Jordi Turull quien se hará cargo de la portavocía del Govern.

Sin embargo, aunque puedan parecer dimisiones forzadas, Puigdemont ha afirmado ante los medios que no ha destituido a nadie y que tampoco tenía intención de hacerlo, sino que han sido los propios consejeros quienes, según el President, “han decidido dar un paso hacia un lado” para facilitar el referéndum. “No quería prescindir de ninguno de ellos ni tenía ningún motivo para el cese”, ha comentado, añadiendo además que “el camino hacia la autodeterminación está más cerca”.

Respecto a la consulta soberanista, el jefe del ejecutivo catalán ha querido dejar claro que el 1 de octubre será un cambio de ciclo: “La legislatura acabará con nuestro referéndum. Ese es el compromiso del Gobierno. Y al día siguiente empezará una nueva etapa en función de lo que decidan los catalanes: o bien se convocarán unas elecciones autonómicas antes de 48 horas si gana el no, o bien Cataluña empezará a caminar como estado independiente”.


MÁS INFORMACIÓN

Según la ley de referéndum, si se pierde la independencia, habría elecciones autonómicas