logo twMarcos H. De la Morena 

A petición de Junts pel Sí, ha quedado fijada hoy una comparecencia del president para el lunes 9 para valorar tanto los datos del 1-O como los pasos a seguir por la Generalitat. Aunque en el escrito oficial de esta solicitud no se ha fijado un tema concreto, los diputados de la CUP han afirmado durante la rueda de prensa de esta mañana que probablemente se declarará la independencia.

Mireia Boya ha sido la ‘cupaire’ encargada de realizar ante los medios este anuncio tan polémico, con el apoyo de su compañero Benet Salellas quien también ha hecho declaraciones en el mismo sentido.

“Es un pleno para valorar los resultados y para materializar las consecuencias de esos resultados: es decir, para declarar la independencia o para proclamar la república”, explicado Boya, dando por hecho que “la independencia catalana es imparable”.

Sin embargo, la diputada también ha destacado un punto de discusión entre su partido y el de Carles Puigdemont, ya que la CUP habría solicitado fijar la fecha de esta sesión plenaria “mucho antes”, además de exigir al Govern que recomponga la Sindicatura Electoral para que sea dicha institución quien exponga de forma oficial los resultados del 1-O.

Boya ha transmitido a la prensa el párrafo de la Ley de Independencia que Puigdemont aprobó el mes pasado, en la cual se explicita que “dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados oficiales por la Sindicatura Electoral, celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de independencia de Catalunya, concretar sus efectos e iniciar el proceso constituyente”.

Por último, si han descartado declarar la independencia “en diferido”, por lo que rechazan así supeditar los resultados de la consulta soberanista a unas nuevas elecciones autonómicas.