Carles Puigdemont y los cuatro consejeros que le acompañaron a Bélgica, se han entregado a la justicia y se hallan a la espera de la decisión que tome el juez. Esta mañana a las 9.17 horas se han entregado en una comisaria donde las han notificado la orden de arresto por delitos de rebelión, desobediencia a la autoridad, prevaricación y malversación de fondos públicos.

Tanto el ex presidente de la Generalitat como sus consejeros se encuentran a disposición de la Fiscalía donde se les está tomando declaración. Desde el momento de su arresto el cronómetro ha empezado a funcionar y el juez tiene cómo máximo 24 horas, es decir hasta las 9.17 horas del lunes su mantiene a los ex consejeros y Puigdemont en prisión mientras la justicia decide sobre la pena o si quedan en libertad estableciendo condiciones.

El consejo conocido como Chambre du Conseil tiene 15 para pronunciarse sobre la orden europea de arresto y entrega emitida por la juez Carmen Lamela para Puigdemont y sus cuatro consejeros. No obstante la decisión se podrá recurrir ante la Corte de Apelación y de la Casación lo que da a Puigdemont más tiempo para permanecer en Bélgica y hacer campaña.

Antoni Comín (Salud), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura) son los consejeros que han acompañado a Puigdemont en su fuga. Todos habían acordado con sus letrados y la justicia belga como se haría la entrega. “En casos mediatizados y en los que sabemos dónde está la persona, a veces no es necesario un despliegue de fuerza si está dispuesta a entregarse voluntariamente. “Nos personamos voluntariamente en la Audiencia Nacional y, ahora, ante autoridades belgas. No hay miedo a la justicia sino a la injusticia””, ha explicado la fiscalía..Gonzalo Boye, letrado de Comín y Serrell, ha destacado su actitud de colaboración. .