logo twMarcos H. De la Morena 

Según el borrador de la Ley de Transitoriedad Juridica o Ley de Ruptura que prepara el Govern, la Generalitat ya tendría preparado el mecanismo secesionista para comenzar la separación unilateral de Cataluña si Rajoy no cede en su decisión de no convocar una consulta.

Al parecer, esta ley podría utilizarse como constitución catalana provisional en caso de conseguir realmente la independencia. El Govern usaría este documento durante un plazo máximo de dos meses, que sería el tiempo que se otorgaría al Parlament para “poner en marcha un proceso constituyente que desembocara en la republica parlamentaria de Catalunya”

 El texto asegura además que si el ejecutivo central no aprueba la celebración de la consulta soberanista, Puigdemont podría hacer efectivas estas medidas de forma inmediata: “Si el Estado español impidiera de manera efectiva la celebración del referéndum, esta ley entrará en vigor de manera completa e inmediata cuando el Parlamento constate este impedimento”

Además, este borrador de ley dedica un amplio apartado al propio referéndum y su regulación, además de concretar la pregunta que se haría a los ciudadanos. Al parecer, se usa una retórica pensada a conciencia, dando la vuelta a la pregunta de esta forma “¿Quiere que Cataluña sea un Estado Independiente de España?”

Esta parte del texto podría entrar en vigor antes que el resto para que la consulta pudiera celbrarse. Además, se especifica que cualquier tipo de mayoría por mínima que sea ratificaría la decisión y la haría vinculante fuera cual fuera el número de participación ciudadana.


MÁS INFORMACIÓN

El PSC rechaza la independencia unilateral de Cataluña y espera que Rajoy dialogue