logo twMarcos H. De la Morena 

Después de la confusión reinante este mediodía, finalmente el president catalán no asistirá a la Cámara Alta, donde había pedido comparecer para exponer sus alegatos contra el 155. Su razonamiento es claro: no irá porque “el Gobierno español ya tiene decidido aplicar el artículo”.

Desde la Generalitat han dejado claro que no tomará parte ni en la comisión del Senado que se encarga de tramitar las medidas para Cataluña el jueves, ni tampoco en la sesión plenaria fijada para el viernes. Ambas fechas habían sido ofrecidas por los senadores a Puigdemont, pero se han rechazado ya que, según el líder de Junts pel Sí “el 155 es definitivo, y no hay nada que exponer”.

Durante esta mañana, fuentes del Govern comentaban que el president sí asistiría el jueves a Madrid para exponer sus razones ante la Cámara. Sin embargo, sobre las 3 de la tarde y en una maniobra que aún no ha sido explicada por fuentes institucionales, esta comparecencia se ha cancelado de forma inmediata. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, comunicó sin previo aviso a los grupos, que el pleno que responderá al 155 cambia su hora del jueves a las 10 de la mañana al mismo día a las 4 de la tarde. Recordemos que Puigdemont estaba citado en el Senado solo una hora después, por lo que automáticamente se ha rechazado este último evento.

Por otro lado, aunque se daba por hecho que el jefe del ejecutivo catalán comparecería en el Senado, desde este organismo no han recibido contestación formal por parte del Govern. “Ni siquiera una llamada de confirmación”, se asegura desde la Cámara.

En cuanto a las valoraciones de lo sucedido, ningún senador ha hecho declaraciones por el momento sobre el giro final de los acontecimientos. Sin embargo, si se ha transmitido a los medios que existe “cierto malestar” por el trato recibido tanto desde el Parlament como del propio Govern. Por último, aun con esta situación, Puigdemont podría seguir asistiendo a cualquiera de las dos sesiones propuestas si cambiase de opinión, ya que existían huecos en el orden del día de la sesión plenaria y de la Comisión para facilitar sus intervenciones.


MÁS INFORMACIÓN

Puigdemont podrá explicarse ante el Senado el jueves.