logo tw Álvaro Moreno

  • El dirigente catalán llama a conversar a los principales grupos y asociaciones independentistas para hablar de los detalles de un referéndum que quieren que se realice en septiembre
  • Soraya Sáez de Santamaría llegó ayer a Cataluña para iniciar un diálogo fluido entre el gobierno y la comunidad

El presidente del gobierno de Cataluña quiere fijar la hoja de ruta para que, tal y como ha prometido, el referéndum de autodeterminación de Cataluña se lleve a cabo. El acuerdo con la CUP ha obligado a la coalición catalana a que el camino hacia esta votación sea el más rápido posible y por ello, Puigdemont ha convocado una cumbre en la que invita a los partidos y formaciones simpatizantes con el “derecho a decidir” para planear el rumbo del 2017 en ese aspecto.

Los partidos y plataformas que están invitados son los conformantes del “Pacto por el Derecho a Decidir“. Este conglomerado de asociaciones y partidos lleva desde 2015 inactivo y uno de los motivos fue la ausencia de la CUP de estas reuniones.

Con los presupuestos ya permitiendo llevar a cabo esto, Puigdemont quiere llegar a un consenso con el resto de protagonistas en este proceso. El objetivo es que las palabras del presidente se cumplan y el referéndum se celebre en septiembre de 2017.

Esta será la sexta reunión del “Pacto por el Derecho a Decidir”. Que esto ocurriese antes de que comenzase el próximo año era uno de los requisitos que la CUP imponía al gobierno de Junts Pel Si.

Soraya Saez de Santamaría está en Barcelona para entablar diálogo con las fuerzas de Cataluña

La vicepresidenta del gobierno llegó ayer a la ciudad de Barcelona en vísperas de que Puigdemont convocara esta cumbre. Su objetivo es entablar diálogo con las formaciones catalanes para sentar las bases de un diálogo más fluido para poder resolver la problemática en Cataluña de la mejor forma posible.

Sus primeras reuniones han sido con los grupos constitucionalistas. Se ha visto de momento con Inés Arrimadas y Mikel Iceta. Esta decisión ha sido controvertida debido a que desde el gobern catalán no entienden que si quieren establecer el diálogo se reúnan primero con las fuerzas de la oposición.