La legislatura de Sánchez depende de los Presupuestos de 2019 que aún no ha conseguido aprobar. Su gobierno ha encontrado un atajo que no pertenece al terreno de los presupuestos. Han presentado una enmienda en una ley  Se trata de una proposición de ley sobre formación de jueces contra la violencia de género que se está tramitando actualmente. Es en esta ley donde han incluido un cambio que reforma la ley de estabilidad presupuestaria y elimina el poder de veto del Senado, que cuenta con mayoría del Partido Popular, para aprobar la senda del déficit.  Esta sería la reforma exprés.

Desde Moncloa justifican que esta estrategia ha sido utilizada anteriormente contando con el respaldo del Tribunal Constitucional. Ayer se cerraba el plazo para presentar enmiendas a la  proposición de ley orgánica 6/1985 del Poder Judicial sobre medidas urgentes en aplicación del Pacto de Estado en materia de violencia de género. Y fue a última hora cuando los socialistas aprovecharon para presentarla.

El siguiente paso es que la ley se presente a la Comisión de Justicia donde el PSOE y sus socios gozan de una mayoría al igual que en el pleno del Congreso. Tras esto pasará al Senado donde el PP tiene capacidad de veto pero los socialistas pueden pedir el procedimiento de urgencia y esto llevaría a que se levantase el veto en el Congreso.