logo twMarcos H. De la Morena 

Finalmente, no habrá democracia interna total en el Partido Popular. La proposición “un militante, un voto” de la presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido desestimada hoy por la cúpula del partido, tras ceder, tanto el PP de Valencia como el de Madrid, a las presiones de la ejecutiva popular. El planteamiento de Cifuentes consistía en unas primarias a dos vueltas, en las que todos los afiliados de la formación pudieran elegir de forma directa al próximo presidente. Por otro lado, la propuesta del PPCV se trata de un sistema parecido, aunque expone que la segunda vuelta será votada no por militantes, sino por compromisarios propios del partido, que elegirán al candidato. Aun así, estos delegados no podrán cambiar la decisión de los afiliados a no ser que quien resulte elegido lo haga con más de dos tercios de los votos, en cuyo caso si podría hacerse.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martinez-Maillo, ha confirmado esta misma mañana que se ha llegado a un acuerdo con ambas agrupaciones regionales, y que se retirarán las enmiendas presentadas ya que se modificará la forma de las votaciones con algunas de las propuestas de Madrid y Valencia. El vicesecretario explicó anteriormente que «en los congresos regionales, provinciales e insulares el número de compromisarios electos será el que establezca la Junta Directiva correspondiente, en su acuerdo de convocatoria, respetando el mínimo previsto en la letra b del punto anterior, y hasta el límite máximo del número total de militantes».

Tras días de negociaciones, se ha optado por un sistema de votación de bases en la primera vuelta, en la cual podrá votar cualquier inscrito, mientras que en la segunda, serán los compromisarios de cada agrupación quienes elijan a los candidatos que hayan pasado el corte (mínimo el 10% de los votos).

El número dos de Cifuentes, Ángel Garrido, ha confirmado las razones de la gestora madrileña para retirarse de esta particular ‘lucha’: «Hemos preferido, como ya dijimos en un primer momento, llegar a un acuerdo y además la dirección nacional nos va a permitir llevar adelante nuestro compromiso de ‘un militante un voto’ en nuestro congreso regional». También defiende que esto supone un ‘paso adelante’ para la corporación regional, ya que, según ha dicho: “hemos conseguido presionar a la cúpula del partido para que introduzcan parte de nuestras propuestas en la resolución final.”


MÁS INFORMACIÓN

En el PP se acerca el sistema de ‘doble vuelta’ para evitar las primarias

Cifuentes reta a la cúpula del PP para que haya primarias en el partido