Después de que Aznar cargase contra Mariano Rajoy, Maíllo ha pedido no actuar “en caliente” sino con “inteligencia”. El dirigente popular ha señalado que el Ejecutivo es “plenamente consciente” de la preocupación social.

El coordinador general del PP ha señalado que Mariano Rajoy está “cumpliendo” con sus obligaciones constitucionales “desde hace muchísimo tiempo”. Maíllo ha recordado las actuaciones que ha llevado a cabo el PP contra todas las proposiciones de ley aprobadas por el Parlament de Cataluña.

“El presidente del Gobierno está cumpliendo con sus obligaciones ordinarias y normales, y tiene no sólo el ánimo sino el compromiso de seguir haciéndolo”, ha apuntado Maíllo tras las críticas de Aznar en las que ha asegurado que Rajoy no está haciendo todo lo necesario. El dirigente popular ha añadido que la justicia está actuando contra Artur Mas y Homs por incumplir la ley y ha calificado el 1-O de “farsa y pantomima”.

A juicio del ‘número tres’ del PP, lo que ahora se necesita es “unidad” frente a la crisis catalana y apoyo “sin fisuras” y confianza hacia el Gobierno, que está actuando con “inteligencia” y “eficacia”.
Maíllo ha reaccionado también tras el discurso de Puigdemont señalando que su petición de diálogo “no es más que una burda estrategia más de manipulación”. “No nos podemos sentar en una misma con aquél que no reconoce ni la Constitución ni las leyes”, ha señalado.

Ha pedido a Puigdemont que vuelva a la legalidad y ha recordado que si el próximo lunes declara la independencia “se consumaría un camino que tendría vuelta atrás y que tendría graves consecuencias”. No obstante, ha señalado que “si Rajoy evitó el rescate económico, también va a evitar la ruptura de España”.