Mariano Rajoy ha convocado hoy al Comité Ejecutivo Nacional del PP mientras comparecía en el Congreso de los Diputados el que fuera tesorero del PP, Luis Bárcenas. La formación que ve «elementos de ilegalidad» en esta comisión de investigación, se ha limitado a atacar a la oposición sin aportar nada sobre la comparecencia. Bárcenas tampoco ha respondido a ninguna cuestión relacionada con la financiación ilegal del PP en el Congreso porque tiene abiertas causas judiciales.

La formación popular ha asegurado que la comisión de investigación «no aporta nada contra la corrupción» y el único objetivo es buscar «provecho político». Fernando Martínez Maíllo, que ha acudido a la comparecencia de Bárcenas sin apenas cruzarse la mirada, ha asegurado que esta tiene «elementos de ilegalidad» y ha apuntado que en caso de que la Mesa del Congreso rechace mañana su recurso para que se acote la investigación sobre la financiación ilegal a unos años concretos. El PP ha asegurado que lo único que se pretende con esta estrategia es mantener la causa abierta el máximo tiempo posible.

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación, ha seguido la línea de discurso de la formación y ha apuntado que «nosotros estamos en la seriedad y no vamos a participar en ese circo». Ha apuntado que la historia del PP está “muy por encima” de las comisiones de investigación. Reprocha además las intenciones de otros partidos de ir «en paralelo» a la justicia.

BÁRCENAS NO RESPONDE

El que fuera tesorero del PP se ha limitado a responder a las preguntas menos comprometidas sin hacer alusión alguna a la financiación ilegal del partido, tema central de la comparecencia. Ha reprochado a Isabel Rodríguez, portavoz del PSOE, que etiquetase al partido como trama criminal apuntando que “usted ha dicho que los jueces en dos ocasiones han definido al PP como organización criminal y eso no es así, lo ha dicho la acusación del PSOE y son los escritos de acusación. No es el juez, son ustedes”. La portavoz ha seguido insistiendo en su relato y ha preguntado a Bárcenas sobre el escrito de defensa del ex tesorero basado en uno de los procesamientos en el que él mismo aseguraba que el PP había repartido sobresueldos. Además le ha recordado una de sus declaraciones ante el juez en la que acusaba a la formación de haberse atribuido más de 3,6 millones de euros.