Ni los audios con el comisario Villarejo ni las supuestas relaciones con menores entre jueces y fiscales ni los insultos a Grande Marlaska son motivo para si quiera plantear una dimisión, según Dolores Delgado, que se presenta como una víctima de chantaje del comisario de las cloacas del Estado. “Ni este Gobierno, ni esta ministra van a aceptar el chantaje de nadie”, ha asegurado la titular de Justicia.

PP y Ciudadanos han pedido a Delgado  que convoque elecciones, pero esta ha apuntado que “no me he achantado ante narcotraficantes, terroristas, corruptos o violadores de los derechos humanos” por lo que no cederá a las presiones, dice, del resto de partidos. Ambos  han asegurado que son el partido “que quiere romper España”. A esto, la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo ha asegurado que “este Gobierno legal y legítimo con los apoyos correspondientes no ha parado una sola semana de sacar medidas sociales de restitución de derechos y a ustedes no les gusta y seguirá gobernando hasta que el presidente del Gobierno decida”.

El pleno ha consistido en un cruce de reproches por ambas partes. Ciudadanos y PP han aumentado la presión al gobierno socialista centrando su ataque en el último escándalo de la ministra de Justicia con el comisario Villarejo, al que ha evitado nombrar durante su intervención. Sobre posibles presiones del PSOE a la Fiscalía, ha apuntado que “ha acabado el tiempo negro en el que se daban instrucciones a los fiscales”.

La portavoz del Grupo Popular, Dolors Montserrat, ha asegurado que este es “el Gobierno de la vergüenza al haber llegado a Moncloa habiendo pedido las elecciones y con quienes quieren romper España”. La portavoz ha pedido “la convocatoria de elecciones, porque los españoles no quieren que les gobiernen los chavistas”.

Rafael Hernando, ex portavoz del PP, ha acusado a la ministra de Justicia “mentir hasta cuando rectifica” por sus cambios de versión a la hora de explicar sus vínculos con Villarejo además le achaca “peligrosas relaciones con las cloacas”. “Ni usted ni el doctor Sánchez están a la altura de un Gobierno decente porque han decidido mantenerse en el poder con el apoyo de los filoetarras y los independentistas”.