logo twÁlex Martín

Unidos Podemos,a través de la dirección de su grupo parlamentario, ha sustituido a Carolina Bescansa por Irene Montero en la Comisión Constitucional. La sustitución se debe a la importancia que está adquiriendo la comisión, que será la encargada de llevar a cabo la reforma constitucional.

La Comisión Constitucional es la que mayor poder legislativo posee, porque tramita leyes orgánicas y, además, controla a la vicepresidenta del Gobierno. En la Comisión están el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el dirigente Íñigo Errejón, como portavoces; asimismo también el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech; y el gallego Antón Gómez-Reino, de En Marea, y el diputado de IU Ricardo Sixto.

Dentro de la Comisión Constitucional, Bescansa era el único miembro de Podemos que tenía sus discrepancias a la hora de dejar su asiento, ya que el resto de miembros corresponden, bien a Podemos, bien a sus confluencias, como las Mareas o las marcas de Podemos en Cataluña.

Bescansa comenzó a formar parte de esta comisión desde que comenzó la legislatura, en septiembre del pasado año, cuano se encontraba en la Ejecutiva de Podemos, antes de marcharse de la formación liderada por Pablo Iglesias. Además, se encuentra en la subcomisión que estudia la reforma de la Ley Electoral. En las últimas semanas, Bescansa se alejó de la línea impuesta por Iglesias respecto a Cataluña, criticando la estrategia del partido. “O empezamos a tener un discurso para España o nos va a ir muy mal”, declaró Bescansa en la última reunión, según afirma ‘El Independiente’. Esta ha podido ser la gota que ha colmado el vaso dentro de la dirección de Podemos para terminar de reemplazar a una de sus fundadoras.