Miguel Blesa de la Parra, nacido en Linares, Jaén, ha sido hallado muerto en una finca en Córdoba. Blesa es Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada e Inspector Financiero y Tributario del Estado, donde coincidió con José María Aznar. Fue el ex presidente del Gobierno quien le puso al frente de la cuarta entidad financiera más influyente de España, Caja Madrid. En 1996 el conocido como ‘amigo de Aznar’ o ‘Banquero del PP’, fue nombrado presidente de Caja Madrid. Cargo que ostentaría hasta 2010 sin ninguna experiencia en el sector.

Blesa dirigía la entidad desde la última planta de las Torres Kio y planeó una expansión internacional que le costó la condena a prisión. Su mandato provocó enfrentamientos entre Esperanza Aguirre que quería hacerse con el poder de la entidad en beneficio de la Comunidad de Madrid, y Alberto Ruiz Gallardón que impulsó la reelección del banquero.

El auge de de la caja coincidió con el inicio de la crisis financiera en 2007 cuando la entidad registró más de 2.000 millones de euros de beneficios. La caída de la caja sucedió cuando el ya no formaba parte de la gestión de la entidad y era Rodrigo Rato, el hombre fuerte del PP, quien estaba presidiendo Caja Madrid.

El pasado mes de febrero, Blesa fue condenado a 6 años de prisión que no estaba cumpliendo ya que había recurrido la sentencia ante el Tribunal Supremo la Audiencia Nacional decidió no tomar ninguna medida cautelar hasta que la sentencia fuera firme.

En 2009 el sindicato Manos Limpias interpuso una querella contra Miguel Blesa explicando que este había, entre otras cosas, prestado 1.000 millones de euros a Martinsa Fadesa, la empresa gestionada por su amigo Gerardo Díaz Ferrán, siendo conocedor de la situación financiera de la entidad: estaba en quiebra. Fue durante sus años al frente de la entidad en los que las ‘tarjetas black’ circularon por la ejecutiva de la compañía dando luz verde, en la sombra, a gastos excesivos de viajes, comidas, etc. En esta trama están implicados miembros de todos los partidos desde el Partido Popular hasta miembros de Izquierda Unida pasando por el ex jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno.

En 2013 el polémico juez Elpidio Silva, decretó el ingreso en prisión del ex presidente de Caja Madrid. Se le impuso una fianza de dos millones y medio de euros que fueron abonados en tan solo 15 días y de nuevo Miguel Blesa pudo disfrutar de la libertad. Silva le envió a prisión por por la compra del City National Bank de Florida, operación que podría haber provocado unos 500 millones de pérdidas a la entidad.

Los últimos cuatro años han sido de periplos judiciales para el hombre de Aznar que tenía la cárcel constantemente al acecho.