logo twMarcos H. De la Morena 

El nuevo secretario general del PSOE va reactivando poco a poco sus viejas alianzas. La más importante, la nueva incorporación de quien fuera ‘su’ presidente del Congreso, el ex lehendakari Paxti López.

Atrás parecen quedar las pocas rencillas que han existido entre ellos durante el proceso de primarias celebradas por los socialistas. A partir de hoy, López pasa a ser el responsable de Política Federal y Organización del Estado del Partido Socialista.

Quien fuera rival de Sánchez en la lucha por la Secretaría General encabezará todas las acciones que el partido lleve a cabo en cuanto a organización estatal. Por tanto, pasará también a ser el superior directo del antes afín a Susana Díaz, el presidente de Extremadura Guillermo Fernández Vara, quien también ha sido nombrado hoy como presidente del Consejo de Política Federal del PSOE. Vara dependerá única y exclusivamente de López.

Este cargo tiene especial importancia para el partido, teniendo en cuenta la situación actual con el tema de Cataluña y la tensión que genera cualquier noticia relacionada con la consulta soberanista propuesta por Carles Puigdemont.

La primera puesta en escena de López con su nueva posición dentro de la cúpula socialista será en el 39º Congreso Federal que se celebra en unos días, defendiendo la actualización del estado por la que apuesta la nueva dirección del partido. El modelo a seguir, según se ha podido saber, es el del perfeccionamiento de la idea plurinacional del estado, que Sánchez divulgó durante su campaña en las primarias.


MÁS INFORMACIÓN

Diez, economista de la gestora del PSOE, abandona su ponencia en el Congreso Federal