logo twDiana Fernández

Según el dato oficial del Ministerio del Interior, ETA asesinó a 829 personas hasta el cese de su actividad. Las cifras y la historia, se ha puesto de nuevo en jaque tras la emisión de ‘El padre de Caín’ la última miniserie de Telecinco con excelentes datos de audiencia. La trama se remonta a los ochenta, los años duros de ETA, donde el silencio hacía temblar las calles de San Sebastián y una llamada a altas horas de la noche teñía el momento de elegía. Así lo ha querido reflejar el director, Salvador Calvo, en su adaptación de la novela homónima de Rafael Vera, ex secretario de Estado de Seguridad.

Patxi Freytez, que da vida al Sargento Delgado, ha conversado con DF Global Press después de la emisión de la serie en la que su personaje tiene como objetivo terminar con el terrorismo de ETA.

¿Cuándo recibió el texto, que es lo que más le impactó?

Desde que era niño he pasado mucho tiempo en Euskadi. Era un ambiente muy opresor, irrespirable, mucha tensión por la calle, mucho silencio. Intenté primero mostrar el personaje que me tocó de la manera mas real y cruda posible. Es un personaje terrible, destrozado y quería mostrar la parte humana del personaje, no una maquina que solo piensa matar a ETA.

¿Se ajusta la adaptación de ‘El padre de Caín’ con la realidad?

En algunas cosas si, en otras no. Es un intento de contar las cosas como fueron pero es un intento desde un punto de vista. Esta es la típica historia que la cuentes desde donde la cuentes iba a suscitar polémica- tras la emisión de la ficción se han realizado muchas críticas acerca de el ocultamiento de la otra cara de la moneda, el terrorismo de estado, los GAL-

¿Cree que la emisión de la serie ha podido reabrir heridas?

Todos sabíamos que eso iba a pasar. Cuando el la temática a tratar es de este calibre, es lo lógico. En este tema en concreto, centrándonos en lo que es Intxaurrondo, ya no es un tema de personas que estén a favor o en contra de ETA sino la gran cantidad de personas que fueron torturadas en ese cuartel. Es comprensible que haya personas que se sientan ofendidas. Hacer una adaptación de un libro de un señor que estuvo condenado por terrorismo de estado podría interpretarse como un insulto para las víctimas. Esto es ficción y cada uno lo cuenta como le interesa, pero ¿qué esto este lavando la cara a la Guardia Civil y al terrorismo de estado?, alguien podría interpretar que si.

¿Cómo ha sido el proceso de preparación de este personaje?

La Guardia Civil se volcó con nosotros proporcionándonos documentos, información y vídeos. Tuvimos acceso a un grupo de agentes veteranos ya retirados que sirvieron en la brigada de Información de esa época. No obstante, yo mismo me informé sobre la cantidad de gente torturada que hubo en ese cuartel.

¿No ha sido duro meterse en la piel del sargento Delgado?

Si que lo ha sido. Hacer estos personajes interpretativamente es mucho más atractivo, pero volver a revivir realidades como esas se hace duro y muchas veces no tienes claro si lo que estas haciendo está del todo bien o no , desde el punto de vista del actor. Como personaje ha funcionado muy bien, pero si tenemos que tener en cuenta las repercusiones sociales que ha tenido me produce pena y tristeza.

¿En qué proyectos está ahora?

Ahora estoy haciendo un espectáculo en el Teatro Valle Inclan que se llama ‘La Cocina’- una historia en Londres de los años 50, en el epicentro de la posguerra en el que personas de distinta clase y nacionalidad tiene que convivir- es un espectáculo descomunal, somos 26 actores y a la segunda semana lo teníamos todo vendido. Un éxito insospechado. Cuando acabe seguiré con la gira de ‘Ella en mi cabeza’- una comedia sobre los desafíos del matrimonio.