logo twDiana Fernández

  • Errejón ha redoblado los apoyos dentro del partido de cara a Vistalegre II
  • El congreso se celebrará en febrero donde se elegirá la hoja de ruta del partido

El consejo ciudadano de Podemos comienza dividido entre los partidarios de Pablo Iglesias y Errejón. El secretario general ha señalado en su intervención que “necesitamos que nuestro partido sea movimiento, sea contrapoder y sea intelectual colectivo. Eso solo es posible si tenemos un Podemos unido”. Esto se debe a los diferentes enfrentamientos que está viviendo el partido sobre como orientar el discurso ideológico. En estos Errejón ha redoblado su poder y ha obtenido apoyo de varios dirigentes. Esta semana se celebró una reunión de cara a Vistalegre II en la que no se pudo llegar a un acuerdo sobre el sistema de voto del congreso.

Errejón ha publicado en su Twitter que “nuestro reto: construir unidad no desde la uniformidad sino desde el debate y la articulación de lo diverso. Modelo PP versus 15-M. Abrir para ganar”. Sobre esto Iglesias ha llegado a acepar que se compita en estas semanas pero exige que finalicen los enfrentamientos una vez se celebre el congreso y se aclare el rumbo del partido. “Se va a abrir un proceso de debate en el que, como es lógico, todos vamos a encontrar espacios de afinidad en relación con nuestras propuestas e ideas. Pero creo que para que este instrumento sea un intelectual colectivo tenemos que entender que los procesos de debate destacan entre sus virtudes la capacidad de cerrarse, y las ideas que nos organicen no deban constituir ni bloques, ni corrientes, ni partidos dentro del partido”. “Necesitamos un Podemos en el que todas las ideas quepan y no convertir el partido en un campo de batalla”.

La polémica, aunque lleva abierta mucho tiempo, se ha acentuado en las últimas semanas. Fue hace escasos días cuando Íñigo Errejón emitió un manifiesto contra el sistema de voto que propuso Pablo Iglesias para el próximo congreso. Este documento contó con el apoyo de más de 300 cargos del partido. Lo que que proponía era que el sistema de votos fuese por separado las ideas y las personas mientras que Iglesias opta por votar en conjunto las ideas y las personas.

 

Pablo Iglesias pide poner fin a la guerra interna de Podemos

Pablo Iglesias, acorralado

La primera reunión en Podemos de cara a Vistalegre II acaba en fracaso